Autodefensa en La Araucanía

Carta
La Tercera, 14.06.2017
Cristobal Martini Uriarte

La justicia determinó mantener la absolución a un comunero mapuche que, por medio de una red social, había anunciado “una tormenta de fuego” en La Araucanía.

Cuando quienes están encargados de garantizar nuestra seguridad permiten amenazas, que con los atentados que se cometen ya son una vergonzosa característica de la región, algo está funcionando pésimo. La señal que se da es que quienes sufren ataques ligados a la causa mapuche, ante la desprotección, considerarán la autodefensa como única medida de protección real. Sería lamentable que eso ocurriera, pero no extraño, porque coincidentemente los pocos violentistas condenados han sido frenados mediante la autodefensa: el machi Celestino Córdoba (herido a bala durante el ataque incendiario contra los Luchsinger Mackay); el comunero Guido Carihuentro (herido por un cuidador durante un atentado en Freire); Fabián Tralcal (abatido por un comerciante en Vilcún) y Luis Marileo y Patricio González (abatidos el sábado por una persona que repelió un ataque en su contra).

Mal síntoma que las víctimas tengan que arriesgar sus vidas porque la justicia no está haciendo su trabajo, sobre todo considerando que uno de esos comuneros, Luis Marileo, estaba con libertad condicional pese a no contar con el requisito de cumplir la mitad de la pena para acceder a ese beneficio.

No hay comentarios

Agregar comentario