El yerno de Trump trató de crear una diplomacia paralela con Rusia cuando Obama era presidente

Reportaje
El Mundo, 27.05.2017
Pablo Pardo, corresponsal en Washington

Donald Trump junto a su asesor Jared Kushner durante una reunión con el primer ministro italiano. EFE

El yerno y asesor político de Donald Trump, Jared Kushner, propuso al embajador ruso en EEUU, Sergei Kislyak, crear una red diplomática paralela a la oficial entre Estados Unidos y Rusia cuando Barack Obama era todavía presidente. Así lo explica el diario The Washington Post citando a altos cargos de la Administración estadounidense, que han obtenido esa información interceptando comunicaciones secretas de la embajada rusa en Washington con el Gobierno de ese país.

De acuerdo con el citado diario, Kushner hizo la propuesta el 1 ó el 2 de diciembre, en una reunión secreta con Kislyak y el general retirado Mike Flynn, que tuvo que dimitir de su puesto de consejero de Seguridad Nacional de Trump debido a sus vínculos con Rusia y ahora está siendo investigado por el FBI.

El yerno de Donald Trump sugirió que el equipo de Trump, que no asumiría el poder hasta el 20 de enero, mantuviera reuniones secretas con diplomáticos rusos en edificios de la representación diplomática rusa en EEUU. En enero, Barack Obama cerró dos de esos centros por presuntas acciones de espionaje. El objetivo era que el futuro Gobierno de Trump y el de Vladimir Putin negociaran las relaciones entre los dos países, en particular en lo que se refiere a Siria.

La propuesta de Kushner "dejó noqueado" a Kislyak, según la prensa estadounidense, debido a su ingenuidad. Kislyak, que es un diplomático con enrome experiencia y está en el centro de todo el escándalo del 'Rusiagate', era consciente de que el espionaje de EEUU iba a descubrir rápidamente las reuniones.

La noticia es una escalada en la crisis, porque implica que el equipo de Trump -con dos de sus hombres de máxima confianza al frente, Kushner y Flynn - estaba comportándose como si fuera un Gobierno a pesar de que no iba a serlo hasta 40 días después. La interpretación más extrema es que la propuesta de Kushner, de ser cierta, podría constituir incluso traición. Pero también es cierto que el mensaje de Kislyak a Rusia podría haber sido incluso una falsa pista dejada por Rusia para confundir a los espías estadounidense.

No es ésta la única novedad del 'Rusiagate'. El Washington Post ha informado de que el Comité de Inteligencia del Senado, que también investiga el escándalo, ha solicitado a la campaña de Trump todos los documentos, incluyendo transcripciones de llamadas de teléfono, que tengan que ver con Rusia desde que en junio de 2015 el actual presidente lanzó su candidatura. La cadena de televisión CNN informó ayer de que FBI también ha empezado a investigar el uso de bots por parte de Moscú para difundir en redes sociales noticias, normalmente falsas, de Hillary Clinton, y la posibilidad de que esas operaciones estuvieran coordinadas entre Moscú y el equipo de Trump. Precisamente, toda el área de Internet de la campaña de Trump fue dirigida, con un enorme secretismo, por Jared Kushner.

No hay comentarios

Agregar comentario