Protestas en Isla de Pascua

Carta
La Tercera, 15.04.2015
Andrés Cortés Díaz, "Dialoga Consultores"

A partir del reportaje publicado ayer, “El descontento tras las protestas en Isla de Pascua”, y la entrevista al ex Comisionado Presidencial para Isla de Pascua, Carlos Llancaqueo, algunas reflexiones.

El haber vuelto a foja cero en el trabajo sobre el proyecto de ley sobre control migratorio, debido sólo al cambio de gobierno, cuando existían compromisos alcanzados con el Pueblo Rapa Nui mediante un proceso de consulta y más de dos años de mesas de trabajo, nos demuestra que no existe una visión como Estado de la relación con los pueblos indígenas. Por el contrario, se actúa bajo criterios políticos, situación que merma en la concreción efectiva de los objetivos de los involucrados y que por sobre todo afecta la confianza de los pueblos indígenas respecto de los intereses reales que hay detrás de la asistencia del gobierno frente a sus preocupaciones como comunidad.

El contexto histórico, social y geográfico del pueblo Rapa Nui, es el escenario ideal para impulsar un sistema de autogobierno de los habitantes originarios de la Isla de Pascua, donde puedan de manera efectiva administrar sus recursos y tomar las decisiones sobre el desarrollo de su pueblo y el cuidado de su territorio, basado en sus necesidades, intereses y protección de su cultura.

Como ejemplo de lo anterior, el Parque Nacional Rapa Nui, durante el 2014, recibió a más de 65 mil visitantes, lo que reportó 1.364 millones de pesos. Pensar en crear un organismo elegido por el pueblo que administre estos fondos para la conservación de los sitios arqueológicos, cuidados del parque y desarrollo de la isla no parece una idea descabellada.

Al respecto, tanto el Convenio 169 de la OIT como la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas del año 2007 apuntan hacia esta línea. Una visión moderna y complementaria, la que puede servir como modelo para la relación y organización de los demás pueblos originarios de nuestro país.

No hay comentarios

Agregar comentario