Un vuelo guiado por las estrellas

Reportaje
La Tercera, 21.01.2017
Matías Seccatore y Daniela Astudillo
  • A 66 años del primer viaje aéreo a Rapa Nui, protagonistas recuerdan detalles de la hazaña

Imagen del primer vuelo del Manutara a Isla de Pascua.

El viernes 19 de enero de 1951 marcó la historia de la aviación nacional y mundial. Desde la base aérea de Quintero partía la aeronave Manutara al aeródromo La Florida, de La Serena, para luego emprender un desafío que nunca nadie se había atrevido a realizar: viajar a través de los cielos hasta Isla de Pascua, recorriendo 3.760 kilómetros de manera directa hasta Rapa Nui.

A las 19.20 horas el avión despegó desde la losa de Quintero, cuya tripulación estaba conformada por el comandante Horacio Barrientos como jefe de misión, Roberto Parraguez como primer piloto, Alfredo Aguilar como segundo piloto, José Núñez como tercero y los sargentos mecánicos Héctor López y José Gilberto Carroza. A ellos se sumaba el navegante José Campos y el radioperador Mario Riquelme.

¿La misión? Transportar víveres para 15 días, equipo de supervivencia y un mensaje del entonces Presidente Gabriel González Videla a los habitantes de Isla de Pascua.

El vuelo duraría 19 horas y 22 minutos. Cuando la aeronave posó su tren de aterrizaje en el aeropuerto de Mataveri, a las 14.42 del 20 de enero, se abrió una ruta trascendental entre Chile continental y Rapa Nui. De acuerdo a las crónicas de la época, la tripulación fue recibida por los isleños con una gran algarabía.

Silvia López (75) es profesora e hija del entonces mecánico Héctor López, quien escribió una bitácora con entretelones y desventuras del vuelo. “Mi padre cuenta que la neblina les impedía seguir, dejaron de percibir los barcos de la Armada que acompañaban la osadía y cayó la noche, así es que se dejaron guiar por las estrellas hasta que amaneciera. Ellos estaban dispuestos a todo. La alegría llegó cuando aclaró y vieron la isla”. Hace 20 años la profesora viajó hasta Rapa Nui junto a otros familiares de la tripulación. Allí decidió recorrer el itinerario de su padre y recrear -a través de un libro que edita- su experiencia.

“La isla pasaba por una gran sequía y junto con la llegada del Manutara empezó a llover, así es que fueron como héroes”, recuerda López.

Este vuelo se sigue recordando en Quintero como parte importante de su historia. Para el alcalde (S), Rubén Gutiérrez, “es un orgullo saber que el primer viaje hacia la Isla de Pascua comenzó aquí. El Manutara constituye un hito muy importante para nosotros y es realmente valorable recordar esa hazaña”.

Respecto de la importancia de la proeza aérea, Gutiérrez destaca que “vamos a recordarlo con algunos actos sencillos, pero significativos”.

No hay comentarios

Agregar comentario