Duque, Piñera, Lasso y Lacalle abogan por frenar ‘la pandemia populista’ con hechos y pedagogía liberales

Columna
ABC, 09.07.2021
Manuel Trillo

Los presidentes de Colombia, Chile, Ecuador y Uruguay debaten sobre democracia y libertad en Iberoaméricaen en el XIV Foro Atlántico, organizado por la Fundación Internacional para la Libertad, que preside Vargas Llosa

Iván Duque, Sebastián Piñera, Guillermo Lasso y Luis Lacalle Pou abogaron este viernes por hacer frente a la ola populista en América Latina con los hechos y pedagogía liberales. En esa idea coincidieron los presidentes de Colombia, Chile, Ecuador y Uruguay, respectivamente, durante un debate a través de internet dentro del XIV Foro Atlántico, que con el título de ‘Iberoamérica: democracia y libertad en tiempos recios’ organizó en la Casa de América en Madrid la Fundación Internacional para la Libertad, que preside el nobel de Literatura peruano Mario Vargas Llosa, y en el que también participó el expresidente argentino Mauricio Macri

Duque, que dijo permanecer con «el estado de ánimo siempre firme y comprometido» con su país tras el reciente ataque al helicóptero en el que viajaba, aseguró que «la respuesta a ese populismo es obrar con hechos contundentes e incontrovertibles». En el caso de Colombia, donde gobierna desde 2018, destacó entre otros logros haber sacado adelante el mayor presupuesto en educación y salud, y la realización de más kilómetros de carretera, así como que se hayan dinamizado, incluso durante la pandemia, «sectores estancados», registrándose «las mayores ventas de vivienda social y no social, la expansion de energías renovables no convencionables y la explosion en inversión en ciencia y tencologia». «Así se enfrenta la demagogia, con hechos. La demagogia es eficaz en la retorica», subrayó.

El presidente colombiano señaló que tras su victoria electoral hace tres años con una campaña basada en defender los principios de libertad, democracia, ley y orden, «quienes habían sido derrotados ya decían que iban a estar en las calles buscando la desestabilización». Además, advirtio de que «el populismo es connivente con la criminalidad y busca fracturar la sociedad».

Frente a eso, explicó, se debe «gobernar en virtud de producir los resultados» y «construir equidad de manera sostenible», ya que «los demagogos ofrecen pan para hoy y hambre para mañana». «Si alguien quiere saber a que nos referimos con el desastre del populismo en Latinoamérica basta con ver lo que ha sucedido en Venezuela», apuntó.

El chileno Sebastián Piñera recordó que «la libertad siempre ha estado en peligro en la historia de la humanidad» y que «América Latina ha estado mucho más tiempo sin libertad y democracia que con ellas», al tiempo animó a defenderla siempre, porque «cuando uno se esta asfixiando echa de menos el aire, pero ya es demasido tarde».

Piñera, que en los últimos años se ha tenido que enfrentar a las revueltas violentas en Chile y una crisis política que ha desembocado en un proceso constitucional, incidió en la necesidad de un progreso sostenible, ya que «el demagogo promete el paraíso en la Tierra y derechos sin deberes», mientras que «el pedagogo promete progreso, pero con esfuerzo y responsabilidad». «Entre la mano invisible de Smith y la mano visible del demagogo, a veces los pueblos se equivocan y América Latina se ha equivocado demasiado», lamentó el presidente de Chile, que habló de «pandemia populista».

Por su parte, Guillermo Lasso, aludiendo al título del foro, se preguntó «¿qué tiempo no ha sido recio en América Latina?». Recordó el presidente ecuatoriano las guerras, guerrillas, dictaduras, fraudes electorales, etc., para asegurar que «lo recio no es la excepción, sino la norma».

Hablando desde la experiencia de lo que llamó «catorce años de dosis populista», reconoció que los populistas han sabido explotar un relato nacional, mientras que «las ideas liberales no han servido como principio unificador». Por ello abogó «tratar las ideas liberales desde las trincheras de las causas y la vida ordinaria de los ciudadanos» y demostrar que «la libertad puede y tiene la capacidad de responder a estas inquietudes», aunque se trata, admitió, de «un gran desafío».

El presidente ecuatoriano expuso algunas de las medidas que ha impulsado en sus primeros cien días de mandato, como la apertura del sector petrolífero a las empresas privadas y el refuerzo de la seguridad en el país frente al narcotráfico y el terrorismo, además de las decisiones relacionadas con el Covid, como la vacunación masiva y la reapertura de la economía.

Luis Lacalle Pou hizo una cerrada defensa de la libertad, que «es muy cara a los uruguayos», recalcó. En marzo 2020 líderes políticos y sindicatos pidieron ir a un confinamiento o ‘lockdown’, y a veces hay «una falsa dicotomía» entre libertad individual y colectiva. «El hombre es un ser social por excelencia».

Asímismo, insistió en su idea de que «Mercosur avance más rápido» para aprovechar la «situación privilegiada» de la región a la que pertencen sus miembros, buena parte de los países de Suramérica.

No hay comentarios

Agregar comentario