Izquierda chilena impone censura camuflada de ‘justicia’ en la Constituyente

Columna
PanAm Post, 30.09.2021
Gabriela Moreno, periodista venezolana (U. del Zulia) residente en Chile

Desde ahora se reprenderá el negacionismo de los miembros de la Constituyente chilena en el abordaje de conflictos históricos

La izquierda chilena impuso la censura en la Convención Constitucional de Chile. Desde ahora, se incorporó en el reglamento interno el concepto de “negacionismo”, propuesto por el Partido Comunista, los representantes de los pueblos originarios y la ex Lista del Pueblo. Con ello se pretende reprender posturas contrarias a la visión progre sobre hitos históricos.

A partir de este momento, dentro del hemiciclo se considerará negacionismo:

“toda acción u omisión que justifique, niegue o minimice, haga apología o glorifique los delitos de lesa humanidad ocurridos en Chile entre el 11 de septiembre de 1973 y el 10 de marzo de 1990, y las violaciones a los derechos humanos ocurridas en el contexto del estallido social de octubre de 2019 y con posterioridad a este”, divulgó La Tercera.

También calificará:

“toda acción u omisión, que justifique, niegue o minimice, las atrocidades y el genocidio cultural de los que han sido víctima los pueblos originarios y el pueblo tribal afrodescendiente a través de la historia, durante la colonización europea y a partir de la constitución del Estado de Chile”.

Así se consuma “el primer paso hacia la dictadura del pensamiento y de la libertad de expresión” en el pleno que redactará la nueva Carta Magna de la nación austral, aseguró la convencional de Vamos por Chile, Teresa Marinovic, en sus redes sociales. Asimismo, esto lo considera el inicio de “la violación de las garantías como constitucionales”, mientras advierte que “mañana serán las de todos los chilenos”.

Por otra parte, hubo manifestaciones que se sumaron a repudiar en cierto modo este dictamen. Por ejemplo, para Ruggero Cozzi, quien funge como Constituyente por el Distrito 6 en Valparaíso, así como también tiene un desempeño como abogado y profesor de Derecho Internacional y DDHH, la “figura de negacionismo en Reglamento de Ética es una “ley penal en blanco” que restringe el debate.

 

Plebiscitos para dirimir

Además del bozal ideológico, la Convención izquierdista también confirmó en su reglamento definitivo que la aprobación de cualquier norma constitucional dependerá de la suma de 103 votos, equivalente a los 2/3 del quórum. Sin embargo, junto a esta disposición filtró una enmienda que establece “plebiscitos populares dirimentes”, cuando no se logre esa mayoría para que la ciudadanía, a través de consultas intermedias, resuelva la diferencia.

Con 106 votos a favor, 43 en contra y 2 abstenciones, ganó la indicación que vuelve irrelevante ahora la aprobación de 2/3, al aceptarse un plebiscito intermedio que contraría a la Constitución actual. En el texto vigente se señala que no se puede alterar quórum, ni procedimientos, para su funcionamiento y adopción de acuerdos.

El convencional Ricardo Neumann, de la Unión Democrática Independiente, asevera de igual forma que “con esta trampita se pierde todo incentivo al diálogo y acuerdos”.

Aún está pendiente que el pleno confirme la propuesta de reglamento realizada por la Comisión de Participación Popular. Sin embargo, la izquierda chilena es mayoría con 118 de los 155 escaños a su favor.  Ante este panorama, los 38 convencionales de derecha emitieron un oficio de reserva, para advertir que se está “engañando a todo un país”.

 

Campaña en contra

La agrupación de Abogados por la Libertad y la Democracia, junto con la Coordinadora Nacional de Movimientos Ciudadanos, interpuso ante la Corte de Apelaciones de Santiago un recurso de protección, para detener el “actuar ilegal y arbitrario de la Convención Constitucional”.

Este recurso de protección ante la Corte de Apelaciones de Santiago, en su primer trámite de admisibilidad no fue acogido. Es más, el recurso no fue siquiera conocido, tramitado o discutido por la Corte. Para ello se fundamentó tal decisión en artículo 136 de la Constitución Política de la República, en cuanto que serían solo los convencionales quienes podrán recurrir ante la Corte Suprema.

Por ello, insistirán con otro recurso ante la Corte Suprema, para que esta, conozca del tema, pueda resolver conforme a derecho y le asegure al país que serán respetadas las reglas del proceso de la Convención Constitucional. A través de su cuenta en Twitter colectan firmas para dar “ejemplo a la ciudadanía de libertad y democracia”.

No hay comentarios

Agregar comentario