Navalny acusa a Putin de intentar matarlo y Moscú lo tacha de ‘agente occidental’

Reportaje
El Mundo, 01.10.2020
Xavier Colás
El opositor ruso salió hace una semana del hospital berlinés y permanecerá en Alemania durante su larga convalecencia

Alexei Navalny y Vladimir Putin. (Mladen Antonov/Tiziana Fabi/AFP)

Alexei Navalny ha acusado al presidente ruso de estar "detrás" de su envenenamiento. El líder opositor ha señalado directamente a Vladimir Putin en su primera entrevista publicada tras salir del hospital alemán donde ha sido tratado. Cree que el jefe del Kremlin dio la orden: "No veo otra explicación", declaró al semanario alemán 'Der Spiegel'.

El líder opositor salió hace una semana del hospital berlinés donde estaba ingresado y permanecerá en Alemania durante una convalecencia que, según su portavoz, llevará "mucho tiempo". "Afirmo que Putin está detrás de este acto", asegura en su conversación con el medio alemán, que publicó este jueves extractos de esta entrevista en su página en internet.

Moscú se ha defendido atacando. El presidente de la Duma, la cámara baja del Parlamento ruso, ha acusado al opositor de trabajar para los servicios secretos occidentales. Viacheslav Volodin asegura que el presidente Vladimir Putin en ningún caso planeó su asesinato.

"Navalny no tiene vergüenza, es un canalla. Putin le salvó la vida. Está claro que Navalni trabaja para los servicios especiales y las autoridades de los países occidentales", dijo Volodin.

El Kremlin también reaccionó ante estas palabras del opositor.

"Creemos que tales acusaciones contra el presidente ruso son absolutamente infundadas e inaceptables", dijo el portavoz del Kremlin. "Los verdaderos rivales del presidente en la lucha política son otras personas y otras fuerzas completamente diferentes, no son marginales, sino una oposición real", enfatizó Dimitri Peskov, que cree que Navalny hizo esas declaraciones a sugerencia de los servicios especiales estadounidenses, a los que recomendó mantener un diálogo directo con sus homólogos rusos.

Peskov relacionó a Navalny con la CIA:

"En general, dado que los especialistas de la CIA trabajan con este paciente [Navalny], todo lo que él expresa es lo que esta organización pone en su boca", dijo Peskov. Y pidió a la CIA que "mejor trate directamente con sus colegas rusos: SVR, GRU y otros servicios especiales".

El opositor ruso, que ha publicado investigaciones sobre corrupción muy incómodas para el Kremlin y su entorno, fue intoxicado en Siberia el 20 de agosto. Ha superado el coma y ha vuelto a andar. Y también ha confirmado su intención de volver a Rusia cuando esté totalmente recuperado, según adelanta el semanario alemán.

Tres laboratorios europeos confirmaron que Navalny había sido víctima de un envenenamiento con una sustancia neurotóxica de tipo Novichok, creada en la época soviética con fines militares, y desde entonces, varios países occidentales reclaman a Rusia una investigación del caso. Moscú rechaza todas las acusaciones y espera obtener respuestas oficiales a las solicitudes enviadas para formar parte de la investigación. Las autoridades rusas apenas comenzaron una investigación preliminar de lo sucedido, y alegan que abrirán un caso penal sólo cuando tengan pruebas de que fue un envenenamiento.

A Moscú le preocupan los llamamientos del secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, de crear una coalición en contra del Nord Stream 2, ya que de esta manera Washington está tratando de "apropiarse" del mercado europeo del gas, según declaró el miércoles la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajarova. El proyecto de gasoducto Nord Stream 2 es impulsado por una alianza de empresas de Rusia, Alemania, Austria, Francia y los Países Bajos. El gobierno alemán está ahora recibiendo presiones para que cancele su puesta en marcha.

En este mismo sentido se ha expresado el director del Servicio de Inteligencia Exterior de Rusia (SVR), Serguei Narishkin:

"Detectamos una alta actividad de países occidentales para hinchar el llamado caso Navalny. Es cada vez más evidente que uno de los objetivos de esta campaña es el Nord Stream 2", dijo Narishkin a la prensa.

 

Según Narishkin, para Washington "es muy importante lograr el cierre del proyecto que podría condicionar los planes de la Casa Blanca de aumentar el número de suministros de gas licuado estadounidense a Europa".

No hay comentarios

Agregar comentario